This is good... isn't it?

METAL GEAR SOLID 4: GUNS OF THE PATRIOTS

[Éste review tiene Spoilers por todos lados. Asi que ten cuidado.]

Jamás jugé MGS para Playstation. No tenía la consola y ni sabia del juego... fue después, cuando tuve GameCube que pude vivir esa experiencia en The Twin Snakes. Cuando terminé de jugar MGS2 (el 1ro que jugué) no podía sacarlo de mi cabeza. La narrativa, la jugabilidad, la ideología y filosofía... Quería jugarlo otra vez. Cuando terminé MGS3 lloré, me emocioné y pensé "éste es el mejor juego de la historia". Metal Gear se transformó en mi insignia como gamer y mi saga favorita.

Esperé mucho tiempo por Metal Gear Solid 4: Guns Of The Patriots... y al fin lo tengo. Terminarlo fue... extraño. Será porque esperaba demasiado del juego, o porque pienso que nada podrá jamás superar al final de MGS3 por su carga emotiva, pero la última aventura de Snake me ha dejado con muchos sentimientos encontrados.

El juego ha tenido una excelente recepción por parte de lo medios. La mayoría dan puntajes perfectos (IGN y Gamespot le han dado ambos un 10), y los que restan se acercan bastante. Es por parte del público general que comienzan a surgir las críticas, especialmente de aquellos que resultan un tanto ajenos a la saga.

Es cierto y lo digo desde ahora: MGS4 no es perfecto. Para nada es un mal juego o está lleno de problemas, como ciertos desatinados dicen en YouTube, o como un quejumbroso en IGN. Son cosas puntuales: sobre exposición en ciertas partes de la trama, y la fluidez del juego. Cada parte en la que tienes que usar el mando se siente espectacular y es lo mejor que ha tenido que ofrecer Kojima desde los inicios de Metal Gear, pero el exceso de cutscenes y la frecuencia con la que aparecen, especialmente hacia el final del juego, dejan una sensación un poco anticlimática. Es un juego después de todo, y al final uno espera una gran batalla que represente todo lo que has tenido que sufrir para llegar a ese momento. MGS4 tiene una gran confrontación final digna de recordarse, pero sufre demasiado la jugabilidad por la cinemática que la rodea.

Un Snake más viejo: La Jugabilidad



La simplicidad del título para PSOne fue perfeccionada con MGS2. Cuando yo lo jugué, puse la opción de "nunca he jugado MGS", asi que se fue defrente a introducción de la 2da parte (la parte del barco la jugué después). Siendo uno de los 1ros juegos que tuve para Ps2, la animación me dejó lelo. Los golpes de Raiden, su manera de saltar... aunque no entendía muy bien el concepto de "stealth", rápidamente me di cuenta de que NO podía irme en contra de todos los guardias a lo rambo. Es el problema de jugar tanto shooter. La Mk. 2 y el poder colgarme de las barandas me sirvieron de MUCHO. MGS3 perfeccionó el modus operandi, dándote un enorme número de opciones y, prácticamente, ilimitadas maneras de pasar las diversas fases del juego. Viendo a diferentes personas jugar es fácil de percibir: mientras unos son más amigos del CQC y su cuchillo, otros prefieren la Mk. 2, pasar sin tocar a nadie, o simplemente matarlos a todos. Otros elementos del juego, como el camuflaje, el sistema de curación y la alimentación añadieron más nivel de profundidad al esquema.

Viendo cómo cambiaba la jugabilidad con cada iteración de la Saga dejaba pocas dudas sobre lo que ofrecería MGS4. La mejora es considerable y el sistema ha llegado a ser perfecto. El Octocamo (camuflaje) ha cambiado completamente las maneras que tenias de pasar desapercibido, y la posibilidad de moverte usando una vista en 1ra persona añade no solo precisión, sino toda una nueva manera de combate. No hay nada que te impida jugar MGS4 como si fuera Call Of Duty. Y saldría muy bien.



Los 2 primeros actos te dan un nivel de libertad bastante grande. Estás a la mitad de una guerra y tú debes elegir por dónde vas, a quiénes ayudas y a quiénes disparas. Pasar totalmente desapercibido es no es imposible, pero puede resultar mas complicado que antes. Cambia también el uso del radar, ya que ahora solo ves las ondas de calor de los diversos cuerpos sin específicamente saber dónde están, aunque sí tienes una buena idea. Tienes una cantidad enorme de armas, y toda una tienda para irlas comprando. A pesar de que no puedes simplemente usar lo que recoges (la mayoría va a estar bloqueada), mediante el mismo sistema de compras las puedes desbloquear.

Como mencioné antes, esos 2 primeros actos resultan perfectos. El balance entre cutscenes, la jugabilidad totalmente abierta y el ambiente cargado de drama por el hecho de estar en una guerra es suficiente. Los otros 3 actos del juego se tornan algo más lineales, afectando la fluidez, pero la variedad en la jugabilidad sigue siendo importante. Gran parte del 3er acto es simplemente seguir a una persona, ejecutando tus habilidades stealth al máximo (con momentos que te harán sentir increible). Después tenemos una persecución en moto que desafía cualquier cosa antes vista en un juego (te quedas perplejo!) pero muestra otro problema: da la sensación de que si no haces nada, no pasa nada. Todo sigue su curso. El juego es más fácil que los anteriores y, hasta cierto punto, eso me dejó algo insatisfecho. Las peleas con los boses sufren del mismo problema, pero no dejan de ser espectaculares. Cada una diferente, dignas de la marca de ésta gran saga. De todas formas, éste problema con la dificultad es resuelto jugándolo en Hard.

La variedad en la jugabilidad es impresionante. Vas a manejar un Metal Gear, y a sufrir junto a Snake mientras avanza en un corredor. MGS4 ha perfeccionado su estilo de juego añadiendo muchas cosas sin separarse de la idea original.

La mejor película que he jugado: Historia

MGS4 es un orgasmo. El punto clímax del juego, hacia el final del 3er acto, es de lo mejor que he visto en cualquier juego en toda mi vida. Es el momento que todo aquel que ha seguido a la saga esperaba sin saberlo. Y la cantidad de escenas similares es apoteósica. A través de todos los actos encontrarás algo impactante. Algo que no se irá de tu cabeza por mucho tiempo.

La historia de MGS es muy complicada y tiene más huecos que colador, pero Kojima ha hecho un trabajo fenomenal atando todos los cabos sueltos habidos y por haber. No quedará pregunta sin respuesta una vez que hayas terminado el juego. Y a pesar de que en muchos momentos NO vas a entender exactamente qué pasó, eventualmente tendrá sentido.

Hacia el final, como les mencioné, tenía muchos sentimientos encontrados. Buscaba, por alguna extraña razón, sentirme igual que cuando vi el final de MGS3. Pero no es igual. La enorme carga dramática fue, en cierta parte, aliviada por la escena final que involucra a Meryl, y el descenlace de Snake. No me gustó, para nada, el ver a Snake "suicidarse". Me sentí algo traicionado porque no me pareció que se merezca un final así. Ese resentimiento no se fué, incluso después de ver la a Big Boss reecontrarse con su hijo (hermano??) después de tanto tiempo. Sin contar, claro, la gran revelación de que él estaba con vida. Esos momentos son gloriosos. El Snake original nos muestra la verdadera dimensión de ésta historia: personas con ideologías muy fuertes, que lucharon por un ideal común, pero que eventualmente perdieron la visión de lo que realmente buscaban. El poder los consumió.



En cierta web de videojuegos mencionaron que MGS4 no tenía un tema central. Mientras en los juegos anteriores el tema siempre fue la manipulación, MGS4 quedaba sin visión. Eso es totalmente falso. MGS4 cambió su esquema hacia uno muy claro: la redención. Todos son partícipes de ésta idea, tan obvia en casi todos los personajes: Jhonny, Meryl, Campbell, Rosemary, Naomi, Olga, Solidus, Big Boss, Ocelot, Eva, Raiden, Otacon y el mismo Snake. Todos tuvieron la oportunidad de reinvindicarse. De mostrarse a sí mismos. La idea central de toda la saga queda bastante clara: Todos siempre lucharon por su libertad. Pero en algún momento durante su lucha perdieron la idea de lo que querian. Solidus quería liberarse del control de los Patriots, Big Boss quería un mundo sin manipulación. De alguna extraña manera resulta que todos tenían ideales nobles que terminaron ejecutando de mala manera. Al final, el único que obtuvo la libertad fue Snake. La lección del día? La libertad no puede ser impuesta.

El final de MGS4 explica todo y resulta muy satisfactorio. No creo que hayan podido armarlo mejor.

Solid Snake: Live...



MGS4 engloba 20 años de historia, muchas ideas, filosofía, personajes y escenas memorables, y un avance tecnológico increible. El juego no es perfecto pero... Ninguno lo es. No estoy muy seguro si, en su totalidad, el juego puede ser apreciado por alguien que NO haya jugado alguno de los títulos anteriores, pero hay mucho en la jugabilidad por explorar. Lo que sí es cierto, es que desde el punto de vista de un fan, éste juego es pefecto. Porque tiene un sin fin de momentos espectaculares, porque la historia acaba de una manera muy satisfactoria.

Durante 2 días, en poco más de 18 horas, mi gran aventura con Solid Snake acabó. No me atrevo a decir que es EL mejor juego, pero definitivamente ésta es una experiencia como muy pocas. MGS4 es uno de los mejores juegos de la historia. A lo largo de muchos años hemos compartido la historia, la complejidad y las vivencias de éste personaje tan querido. Snake, has luchado lo suficiente y es hora de que vivas, libre, y que lo hagas solo por ti. Desde acá, te saludamos.

Puntaje: 10



0 comentarios:

Suscripción...


RSS

También puedes hacerlo por Email:

Gracias a FeedBurner

Ultimito en CharlyGamer